Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ricitos de oro y los tres osos

Había una vez una niña llamada Ricitos de Oro, que amaba el bosque y solía pasear por allí casi todas las tardes. Un día, Ricitos de Oro encontró una casa muy linda en medio del bosque. Golpeó la puerta y, como nadie respondía, entró. En la mesa de la cocina había tres platos de avena. Y como Ricitos de Oro tenía mucha hambre después de caminar tanto, decidió probar el primer plato.

$ 13.700,00

Había una vez una niña llamada Ricitos de Oro, que amaba el bosque y solía pasear por allí casi todas las tardes. Un día, Ricitos de Oro encontró una casa muy linda en medio del bosque. Golpeó la puerta y, como nadie respondía, entró. En la mesa de la cocina había tres platos de avena. Y como Ricitos de Oro tenía mucha hambre después de caminar tanto, decidió probar el primer plato.
Scroll al inicio