Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El misterio de Penelope

Esa noche, el parque estaba oscuro, los árboles se movían por el intenso viento y la lluvia. Ana se acercó a la ventana e intentó ver si su gata, Penélope, estaba bajo techo. Pero no, Penélope no estaba. Y como Ana era, por sobre todas las cosas, una niña curiosa, valiente y responsable, se puso un piloto y las botas de lluvia, bajó las escaleras sin hacer ruido, y salió al parque a buscar a su gata. ¿Dónde se habría metido Penélope con esa lluvia?

$ 13.700,00

Esa noche, el parque estaba oscuro, los árboles se movían por el intenso viento y la lluvia. Ana se acercó a la ventana e intentó ver si su gata, Penélope, estaba bajo techo. Pero no, Penélope no estaba. Y como Ana era, por sobre todas las cosas, una niña curiosa, valiente y responsable, se puso un piloto y las botas de lluvia, bajó las escaleras sin hacer ruido, y salió al parque a buscar a su gata. ¿Dónde se habría metido Penélope con esa lluvia?
Scroll al inicio